Tag Archive: Nicolás Cabré


Parecidos con la realidad

Roles de “Botineras” y su parecido con la realidad:

“Chiqui” Flores: Nicolás Cabré: estrella del fútbol que vive de joda, una especie de Christian Fabbiani sin casarse y con varios kilos menos y un parecido físico importante con José Vizcarra, el delantero de Gimnasia. Historia similar a la de Juan Román Riquelme que volvió de Europa a la misma edad, 29 años.

Gisele : Florencia Peña: una especie de diva tipo Moria Casán; relacionista pública entre modelos y de estas con jugadores de fútbolm dueña de una agencia de modelos. Aconsejan tratamientos raros y mantiene un escuela para “entrenarlas”.

“Tato” Marini: Damian de Santo: un representante ambicioso que se aprovecha de sus clientes y les roba plata, cualquier parecido con alguno de la realidad pura coincidencia. GUILLOT(E)ina para uno.

“Marga” Molinari: Isabel Macedo: novia y futura esposa de “Chiqui” Flores; una mezcla de Mariana Nannis, Wanda Nara y Evangelina Salazar, nada más que sin hijos.      

“Anguila” Muñíz: Tomás Fonzi: compañero y amigo de Flores, gran jugador y estrella del fútbol local; otro fiestero habitué de boliches como Esperanto y Sunset. Parecido con varios jugadores. Capaz pensaron en Fernando Gago cuando jugaba en Argentina o en Mario Bolatti, figura del torneo local.

Vanina: Jenny Williams: bombonazo, la más linda. La botinera chica más importante de todas, brava y bien rápida. Parecido a Amalia Granata, Luli Fernández y varias otras.

Walter: Rodrigo Girao Díaz: un jugador humilde, tímido y que no le gusta mucho la joda. Una especie de futbolista que no habla con la prensa y que lo toman por tarado. Un chico de barrio que tiene su novia desde la adolescencia.   Capaz Radamel Falcao, aunque imposible de afirmar si no le gustan los boliches.

Anuncios

Cualquier parecido con “Son Amores” es pura coincidencia

        Hay que remontarse a 2002, 2003 cuando los hermanos Pablo y Martín Marquesi (Nicolás Cabre y Mariano Martínez, respectivamente) eludían jugadores sin que les hicieran sombra o pateaban al arco y los arcos parecían conos o si eran flacos postes de luz en la tira “Son Amores” que se emitía por Canal 13 en la que jugaban para All Boys.

            O habrá que irse más lejos en el tiempo hasta cuando Carlín Calvo se quedaba afónico en RRDT mientras hacía el papel de un técnico llamado Ricardo Rojas y le gritaba a sus dirigidos de Excursionistas que también jugaban casi sin rivales (habrá que recordar que el arquero pesaba mas de 80 kilos y no tenía menos de 40 años al igual que el número 5).

            Lo que pasó esta tarde en Brasil no tiene nada que ver con alguna telenovela, es pura realidad. Se enfrentaron dos equipos de la B y uno, el Viana, tenía que ganar por once goles para ascender. Todo un milagro o algo épico cual Odisea de Homero. Sin embargo, los defensores y el arquero del Chapadinha no hicieron mucho esfuerzo para que les marcaran la cantidad de goles necesarios para que el otro equipo ascienda. Además, justo el color naranja que tenían en la camiseta los hacía parecer conos.

Sigue leyendo