Tag Archive: Messi


Aprender de los mayores

           Lo primero que a uno le enseñan cuando nace es que hay que respetar a los mayores: escuchar lo que dicen y en algunos casos tomarlos como ejemplo y evitar contradecirlos. En el fútbol debería pasar lo mismo, que los jugadores jóvenes aprendan de los más experimentados y tomen para sus carreras tanto cosas buenas como malas.

            El caso de Mauro Zárate es una excepció a esto: su enfrentamiento con Francesco Totti, campeón del mundo con Italia e ídolo de la Roma, demuestra que muchas promesas no se dan cuenta o prefieren no tomar como ejemplo a futbolistas consagrados. Es una falta de respeto que un jugador de apenas 22 años y que recién hace sus primeras armas en Europa, ya que tuvo un paso previo por Qatar en donde aprendió que la plata no hace la felicidad, desacredite a un estrella mundial de 33 años.

         La selección argentina en este momento se caracteriza por tener un plantel en el que muchos no pasan de los 25 años y es una lástima si estos no aprenden de sus colegas mayores. Caso Messi, Agüero, Higuaín, Tévez, Romero, entre otros deberían aprender de compañeros de equipo como Raúl, Xavi, Henry, Puyol, Palermo, Verón u otros con los que no comparten plantel como Del Piero, Totti, Nesta y muchos más.

Anuncios

A Dios hay que ayudarlo

           Es común que muchos equipos hagan excursiones a Luján o armen santuarios en los vestuarios y rezen antes de salir. Y la selección argentina de fútbol no es la excepción: Diego Maradona decidió que los jugadores y el cuerpo técnico vayan a la capilla del predio de la AFA a pedir para el partido del sábado ante Brasil y el del próximo miércoles ante Paraguay.

           Si bien hacer esto no es una muestra de debilidad, sí lo es, en parte, una imagen de inseguridad. Dios no acompaña a Lionel Messi cuando gambetea y ni ayuda a que Carlos Tévez haga los goles. Si sirve como motivación o para que los jugadores se sientan más confiados bienvenidos sean las oraciones y plegarias.

           Pudo haber sido eso en Italia ´90 cuando los palos, la suerte, la mala definición del equipo brasileño y un misterioso bidón hicieron que Argentina ganara el partido 1 a 0 cuando había pateado sólo dos tiros al arco antes del gol de Claudio Caniggia.

             Pero el fútbol tiene algo de diferente a todos los deportes: “los pingos se ven en la cancha”. No existe la previa, ni el marco del estadio, ni a cuanto dioses o vírgenes reces antes de empezar un partido. Los brasileños son especialistas en orar antes, durante y después de cada encuentro pero también juegan.

              El sábado tiene que aparecer “San Messi”, la “vírgen Carlitos” y que ellos tengan que rezar para que Javier Mascherano no les coma los hígados. Y sino que Maradona llame de último momento a José San Román y el “pelado” San Martín. 

foto_capilla