En general las selecciones nacionales son un fiel reflejo de los torneos locales: el mejor ejemplo es la liga española que comenzó destacarse muy por encima de las otras en estos últimos años y la “furia roja” es por lejos el mejor equipo del mundo. Asimismo, existe el caso de Brasil que sin tener un campeonato prestigioso la “verdeamarelha” tiene un buen rendimiento en casi todas las competiciones que disputa.

      Campeones en los mundiales de Suecia ´58, Chile ´62, México ´70, EE. UU. ´94 y Corea-Japón ´02; finalistas en Brasil ´50 y Francia ´98. Nunca quedaron afuera en primera ronda y son el único país que participó en todos. Contó y cuenta con figuras mundiales como Ronaldo, Ronaldinho, Kaká, Tostao, Leónidas, Rivelino, Zico, Jairzinho, Roberto Carlos, Cafú, Garrincha y sin dudas Pelé, uno de los mejores de todos los tiempos.

         Sin embargo, todos estos nombres y muchos más, pasaron por equipos reconocidos del torneo local sin renombre en el mundo que juegan campeonatos provinciales sin importancia y definen un campeón en el Brasileirao que ya no es lo de antes.

          Está el caso del San Pablo que es el último equipo que logró exitos y reconocimiento más allá de América. El Internazionale de Porto Alegre también lo hizo pero ambos no llegaron a una popularidad importante fuera de ahí.

           El torneo argentino tiene  más relevancia que el brasileño: Boca y River son el triple de conocidos en el mundo que Flamengo, Corinthians y San Pablo. El viejo Santos de Pelé puede ser visto historicamente como el más importante de Sudámerica pero “O Rei” no juega más y el “Alvinegro” hoy no es nada.

             A pesar de esto las pruebas muestran que cuando se juntan los mejores que juegan en Europa y en el fútbol local de ambos países Brasil es superior.

        El problema va a ser cuando, en caso de clasificar, en Sudáfrica 2010 aparezcan las selecciones que sí juegan en la medida en que sus ligas son importantes: España, Inglaterra, Francia, Holanda, Italia, Alemania y un ejemplo de esto es Rusia que creció como selección  (llegó a semifinales en la Eurocopa 2008) al igual que lo hizo el torneo de allá. Hacía unos años muy pocos hablaban del Spartak Moscú, el CSKA y el Zenit, que fue campeón el año pasado de la UEFA. 

              Acá está comprobado que Brasil es la excepción. Son el único equipo que sin tener una liga importante, que hasta a veces parece de muy bajo nivel, juegan bien, ganan e historicamente son campeones de todo menos de los Juegos Olímpicos. Aunque, la duda sería si la excepción son los brasileños o Argentina que tiene un torneo respetable pero eso no se refleja ni en los resultados ni mucho menos en la cancha.

Anuncios