Un día como hoy hace 5 años las selecciones argentinas de fútbol y básquet ganaban las medallas doradas en los Juegos Olímpicos de Atenas.

        A pesar de que parezca poco tiempo, las pruebas demuestran que esto no es así y que los cambios que hubo en este tramo son muy marcados.

         Las modificaciones más amplias se ven en el equipo de básquet que totalmente falto de figuras y sin identidad cayó hoy ante Brasil y se complicó más su clasificación al mundial de Turquía 2010. En el primer partido perdió ante Venezuela.

       De los jugadores que integraron el plantel campeón en Atenas sólo uno está presente en este equipo: Luis Scola. Los motivos de esta situación son varios y todos justificables. Pero el problema no es su ausencia sino que radica en cómo reemplazar al “Pepe” Sánchez, al “Puma” Montecchia ya retirados y a Nocioni, Ginóbili, Delfino y Oberto que juegan en la NBA. 

       La imágen de Scola colgado del aro festejando una volcada en la final ante Italia cuando la victoria ya estaba asegurada no fue hace mucho pero ya pasó mucha agua debajo del puente.

       El logro del equipo de fútbol no fue tan emocionante como el de básquet por las diferencias en los jugadores, en los rivales y en lo heróico que fue toda la campaña del equipo de Rubén Magnano.

            Con Carlos Tévez como figura máxima y con Marcelo Bielsa  (hoy semi-dios en Chile) como técnico, Argentina venció a Paraguay 1 a 0 y se quedó por primera vez en la historia con la medalla dorada.

            A pesar de que no eran estrellas en ese momento,  varios jugadores que integraban ese plantel atravesaban un gran presente y parecía que les esperaba un mejor futuro. Sin embargo, de los 18 convocados sólo seis fueron partícipes, y algunos todavía lo son, de la selección de Diego Maradona: Mascherano, Tévez, Burdisso, Coloccini, Heinze y “Lucho” González. Wilfredo Caballero ya abandonó el fútbol. El resto del plantel no pueden demostrar en sus equipos lo que eran y muchos de estos no juegan.  

          Aunque no es igual que lo sucedido en el equipo de básquet, casos como el de Mauro Rosales, Javier Saviola, Andrés D´Alessandro y German Lux, entre otros, demuestran que en estos cinco años pasaron muchas más cosas de las que parecen.

 

Anuncios