Category: Curiosidades


        La Copa Libertadores volvió a jugarse como cada año y, como en cada edición, abundan las sopresas. Desde fines de los 90´la copa más importante del continente americano viene sufriendo modificaciones tanto de la cantidad de equipos que participan como así también de la manera en que estos clasifican.

         Por eso, no es raro la imprevisibilidad que tiene esta copa más allá de que se presuman los equipos que pueden llegar a instancias finales. A diferencia de América, en Europa no sucede lo mismo, la Champions League, el trofeo de clubes más importante, se puede adivinar quienes serán los que estarán en cuartos de final. Sigue leyendo

Lamento chileno

(Desde Chile)     Un hombre chileno se acerca y le pregunta a una familia: “¿Son argentinos no? ¿Vinieron para llevarselo? La familia se quedó callada, sin entender lo que quería decir. ¿Un loco suelto en Chile, un borracho full-time?, muchas podrían ser las respuestas, pero les bastó con girar un poco la cabeza y ver la portada de cuatro  diarios para entender la broma, una broma que tenía mucho de angustia en el fondo.

                En los próximos minutos esta familia se queda pensando en esto, cuán importante habrá sido esa persona para tener una foto entera en una tapa de diario de interés general y estar en boca de todos. Ese hombre, diría Rodolfo Walsh con otras palabras, supo ser amado en una tierra que el argentino no sienta del todo bien. Supo ser un Robin Hood moderno que se opuso al poder y no aceptó ser un entrenador de acatar ordenes.

                 Lo lloran de norte a sur, le sacaron fotos ya subido al avión, sentado en la butaca partiendo a Rosario, la ciudad que parió al fenómeno Bielsa; no lo quieren dejar ir, le suplican, le dan un último adios y esperan a que sea una de esas películas de Hollywood en que la pareja se reconcilia en el aeropuerto y se queda. Pero este “heroe” para algunos y “villano” para otros no le gusta esa melaza romántica, el prefiere la accion de Bruce Willis y Harrison Ford.

    Sus colaboradores chilenos lo despidieron como al jefe de un ejército, un líder positivo que lo obligaron a abandonar las tropas. Bielsa los despidió a todos, uno por uno, una veintena de personas que le agradecieron por todo y hasta uno se animó a decir “se fue alguien que era como un padre para mí”.

        Bielsa ya es sólo un gran recuerdo en Chile, fue una luz de esperanza a un país que no ganaba en un mundial desde 1962 ni clasificaba a uno desde 1998 y le ganó por primera vez a Argentina. Desde el otro lado de la Cordillera se lo llora y cada una de las personas pide explicaciones y justicia por haberles rotos sueños futbolísticos de hincha.

La década del comienzo de la perfección

    Este 31 de diciembre no sólo se terminará este 2010 lleno de alegrías, tristezas y sorpresas deportivas, sino que también finaliza una década, la primera del milenio que tuvo entre otras cosas tres juegos olímpicos, mundiales, deportistas históricos, etc.

     El fútbol fue cambiante, no tuvo un dominador neto hasta 2006 cuadno apareció el Barcelona que para muchos es el mejor equipo de la historia. En cuanto a selecciones se puede hablar de Brasil y España que dominaron gran parte de esta década, la primera hasta 2005 y la segunda a partir de 2008. Argentina dejó mucho que hablar ya que no obtuvo ningún título en mayores, se conformó con tres mundiales sub 20.

      Mundialmente aparecieron futbolistas destacados y se afianzaron muchos. Principalmente se puede hablar de cuatro fenómenos: Ronaldinho hasta 2006 y luego Andrés Iniesta, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

      En Argentina hay que hablar de Boca, campeón de cuatro Libertadores y dos Intercontinentales y cinco torneos nacionales. River esta década se tuvo que conformar con cinco títulos nacionales y ninguno internacional. Sin embargo, tanto River como Boca tuvieron bajones futbolísticos a partir de 2008. Los equipos chicos se hicieron “dueños” del campeonato a partir de 2005, Vélez (2), Argentinos Juniors (1) Lanús (1), Banfield(1) y Estudiantes (2) fueron primeros. Además, este último ganó la Libertadores en 2009.

      En cuanto a figuras hay que hablar de Román Riquelme, Martín Palermo, Javier Saviola y Andrés D´Alessandro, esta década se destacó por las ventas rápidas de los jugadores hacia el exterior y con poco tiempo para haberlos disfrutado en Argentina.  Sigue leyendo

Técnicos improvisados o no

      Los técnicos son esas personas héroes o víctimas de un día para el otro, que pueden ser amados u odiados por la dirigencia.

      Su puesto es fundamental en la estructura de todo equipo y es por eso que su elección no es fácil. En estos días de tantos cambios, es difícil ver una apuesta fuerte, por eso es común ver que se va a lo fácil, a lo que puede dar resultados.

       En Argentina, en el mundo estas cosas pasan contantemente. Por ejemplo, San Lorenzo decidió no contratar al novato Sebastián Méndez y prefirió a Ramón Díaz. Boca, por ahora se inclina a contratar a Julio Falcioni y no apostar a un entrenador jóven o a un ex jugador retirado hace poco. Fuera de Argentina tenemos al Real Madrid que va por el seguro y multicampeón José Mourinho pero todavía no están los resultados a la vista. En Italia, el Inter mantiene su idea de contratar técnicos extranjeros y consagrados, actualmente está el español Rafael Benítez.

      Asimismo, existen casos de equipos que apuestan fuerte y les sale bien como por ejemplo Godoy Cruz con Omar Asad, el Barcelona con Josep Guardiola (la mejor apuesta del club catalán de su historia), Lanús con Luis Zubeldía. O Sergio Batista que dirige la selección argentina y, aunque todavía no se puede sacar conclusiones, los resultados son postivos. 

       También puede salir mal, por ejemplo cuando la AFA apostó por Diego Maradona y no fue bien o esa seguridad que tenían el Real Madrid y el Inter de traer técnicos ganadores ahora tambalea: el equipo español perdió 5 a 0 el clásico y tiene un futuro incierto; el equipo italiano viene de ganar la Champions League, justamente con Mourinho, y su entrenador tampoco atraviesa la mejor situación y esta semana se habló de un posible cambio.

       Ningún técnico en el mundo puede asegurar resultados, entonces por qué no arriesgar, apostar a lo nuevo, a lo fresco. Las cámadas que están saliendo son cada vez mejores y los resultados están a la vista.

Chile canta y protesta

      Luego de la elección de Luis Segovia como presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile comenzaron las protestas en el pueblo transandino, es que Marcelo Bielsa decidió que si no era reelegido Harold Mayne-Nicholls él no continuaba como entrenador de la selección.

     Bielsa marcó un antes y un después en la “Roja”: por un lado porque volvió a clasificar a un mundial después de ocho años. Consiguió hacer la mejor eliminatoria de la historia. En el mundial no sólo logró pasar de ronda, sino que consiguió un triunfo, el último había sido en Chile 1962. Además, la dejó número 16 en el ranking FIFA. Y no sólo de resultados se trata esto, porque dejó un proyecto a largo plazo por la variedad de jugadores que están en condiciones de vestir la camiseta de la selección.

      Pero este ciclo no va a poder continuar por la decisión de algunos dirigentes que prefirieron el interés personal antes que los de la gente. Por eso, el pueblo chileno protestó y uno de los métodos fue con canciones de Bob Esponja y Barney, entre otras.

       El día martes se puede llegar a jugar un River-Boca histórico y no es porque River será dirigido por un técnico interino sino porque, si Claudio Borghi pone en el arco a Javier García, después de casi 37 años habrá un superclásico oficial con arqueros salidos de las inferiores de sus respectivos equipos.

       Ese 4 de marzo de 1973 River le ganaba a Boca por 2 a 1 con goles de Alonso y Mastrángelo para los de Núñez y Curioni para los de la ribera. Pero la historia cuenta que en los arcos estaban “Perico” Pérez para River y Rubén Sánchez para Boca que esta semana se pueden volver históricos, porque previo a ese partido se habían enfrentado en los dos encuentros de 1972.

       A principio de los ´70 y fines de los ´60, eran varios los clásicos que enfrentaban a arqueros de inferiores: por el lado de River estaban Carlos Barisio y Hugo Carballo, además de Pérez. Hay que aclarar que en algunos clásicos Hugo Gatti, salido de Atlanta, atajó para River. En Boca, Sánchez alternaba con Antonio Roma, ídolo de Boca pero salido de Ferro.

         En la década del ´50 y principios de los´60 Amadeo Carrizo era el dueño del arco de los de Núñez, salido de las inferiores del club. Por el lado de los de la ribera los arqueros habían sido traídos de otros clubes: Roma(Ferro) y como suplente Néstor Errea (Atlanta) cuidaban los tres palos en los ´60 y en los ´50 lo hacía Julio Musimessi (Newell´s).

      En los ´30 y ´40 no hubo un arquero salido de las inferiores que pueda aferrarse al puesto por lo que no fueron muchos los superclásicos que se dieron con arqueros salidos del club.

     Desde el ´73 hasta acá no se dio ningun partido de esta condición porque Boca no tuvo un arquero salido de las inferiores que se haya afianzado: Gatti estuvo desde 1976 a 1988, luego llegó el colombiano Carlos Navarro Montoya que había sido traído de Vélez, luego llegó desde el América de Cali Óscar Córdoba, Roberto Abbondanzieri de Central, Raúl Bobadilla de Libertad de Paraguay y Mauricio Caranta de Instituto.

     En River estuvo desde 1973 hasta 1982 Ubaldo Fillol que venía desde Racing, luego fueron llegando Gabriel Puentedura de Atlético Tucumán, Nery Pumpido de Unión de Santa Fe. (su suplente era Sergio Goycochea, salido de las inferiores), Ángel Comizzo de Talleres de Córdoba, Germán Burgos de Ferro, Roberto Bonano de Central. Luego iban a venir de las inferiores Franco Constanzo, Germán Lux y Juan Pablo Carrizo. Pero cuando Boca puso a Javier García a atajar a Javier García, el club de Núñez tenía a Mario Vega, que había sido traído de Nueva Chicago.

      La suerte, muchos arqueros traídos, poca apuesta a las inferiores, muchas son las cosas que hicieron que el martes se puedan romper 37 años desde que un River-Boca se juegue con arqueros salidos de las inferiores, todo dependerá si Claudio Borghi decida poner a García envés del ex Banfield Christian Luchetti.

Y el fútbol fue deporte

           El fútbol cambió indudablemente en toda su historia y en épocas de vacas flacas, es llamativo ver más de 5 goles en un partido, y ni hablar diez; en Holanda, el PSV Eindhoven venció al Feyenoord por 10 a 0 y el partido terminó y con 22 jugadores en cancha.

          Se hace imposible imaginar que en Argentina un partido de las características de ese (ambos equipos son considerados de los grandes de Holanda) porque ahora no es ético ganas por goleada o porque las hinchadas jamás lo permitirían.

         El Feyenoord fue un ejemplo de deportividad, como así también el PSV: los derrotados terminaron en cancha con once jugadores y aceptaron la clarísima superioridad de su rival y el vencedor tuvo como virtud el haber ido constantemente a buscar el gol  sin cargar y sin viciarse con el “ole” que tanto fastidia.

        Estos equipos y la liga holandesa demostraron que el fútbol puede ser un juego, un deporte en el que se puede ganar o perder, que un partido no implica más que 3 puntos.

El fútbol en familia

        El fútbol es una “profesión” que viene de familia, la psicología explica que el hijo en el 80% de los casos prefiere no seguir las carreras de sus padres, pero esto no pasa con el deporte más lindo del mundo.

         Casos muy conocidos como los de Verón o menos conocidos como el hijo del Beto Alonso. Muchas veces suelen coincidir posiciones como los Pena que eran centrales o los Mas que eran medias punta actuales porque el viejo Pinino era wing, o a veces no como los Higuaín que el padre era central y los dos hijos delanteros.

         Y como el caso de Higuaín hay uno muy llamativo que es el del hijo de Diego Simeone, que hacía un arte la recuperación en mitad de cancha y jugaba con el cuchillo entre los dientes: Giovanni Simeone juega de nueve y no para de hacer goles en las inferiores de River, hoy le hizo dos a boca y lleva nueve goles en el torneo con muy pocas fechas jugadas.

        El fútbol es algo que en la mayoría de los casos se hereda del papá y así también se hereda una posición o un estilo de juego, lo de Simeone o Higuaín son excepciones, hay una frase en broma que podría resumir esto que dijo el relator Atilio Costa Febre cuando Gonzalo Higuaín convirtió el segundo gol ante Boca en la victoria de River en el Apertura 2006, luego de eludir al arquero, “Pipa este no es tu hijo”.

Árbitros, jugadores, entrenadores y dirigentes

        El fútbol argentino está atravesando, desde hace algunos años, una etapa de mediocridad. Por un lado están los equipos que juegan mal pero que se conforman con sumar puntos como sea, hay un arbitraje muy malo, muchos jugadores no están a la altura de las circunstancias y la dirigencia de algunos clubes dejan mucho que desear.

      Con este panorama no parece fácil prender la tele o ir a la cancha y ver buen fútbol. Pero esto es algo que se repite en todo el mundo y se produce por diferencias entre los equipos, porque los clubes modestos compran lo que pueden y los poderosos a los mejores jugadores. El único equipo capaz de quebrar con las defensas cerradas que le proponen los rivales es el Barcelona; y así también le cuesta porque el recién ascendido Hércules le ganó en el Camp Nou.

        Los árbitros tienen su influencia en este juego mediocre porque no castigan las patadas con excesiva violencia, tampoco cobran algunos penales por miedo de ensuciarse y eligen el facilismo, obrar de manera obvia y necesaria.

        Las dirigencias van acordesa esto que se ve, negocios raros, manejos de dinero de manera sucia, números en rojo y compras y ventas inexplicables. El mejor equipo del mundo, el Barcelona, no pasa por momentos tranquilos monetariamente hablando y encima vendió a Zlatan Ibrahimovic a un precio más barato de lo que lo compró.

       Asó parece dificil ver un buen fútbol, un deporte que se disfrute mirándolo, pero habrá que creer en que se puede mejorar y apuntar a grandes cosas como lo hace fecha a fecha Godoy Cruz.

El Inter y la Liga, dos sorpresas

        Los torneos americanos suelen tener líderes por lustros, campeones que ganan casi todos los torneos internacionales que juegan; este es el momento de dos sopresas, el Internazionale de Brasil y la Liga de Quito.

        Los Gaúchos obtuvieron dos Copa Libertadores (2006 y 2010), Copa Sudamericana 2008, Recopa de 2007, el Mundial de Clubes de 2006 y la Copa Suruga Bank de 2009. Los ecuatorianos ganaron la Libertadores en 2008, la Sudamericana 2009 y la Recopa 2009 y 2010. Es importante aclarar que ninguno de los dos equipos había obtenido una copa internacional hasta el 2006 en el caso del Inter y 2008 en el de la Liga.

      Así como fueron los momentos de Peñarol y Santos a principios de los ´60, Estudiantes a fines de esa década. Independiente en los ´70 y Boca desde 2000 hasta 2007, ahora les toca a dos conjuntos modestos como lo son el Inter y la Liga que, a fuerza de buen juego por parte de los primeros y una buena defensa y ataque contundente de los segundos, lograron hacerse fuertes en cada copa.