La Copa Libertadores volvió a jugarse como cada año y, como en cada edición, abundan las sopresas. Desde fines de los 90´la copa más importante del continente americano viene sufriendo modificaciones tanto de la cantidad de equipos que participan como así también de la manera en que estos clasifican.

         Por eso, no es raro la imprevisibilidad que tiene esta copa más allá de que se presuman los equipos que pueden llegar a instancias finales. A diferencia de América, en Europa no sucede lo mismo, la Champions League, el trofeo de clubes más importante, se puede adivinar quienes serán los que estarán en cuartos de final.

         En la última década treinta equipos distintos llegaron a cuartos de final en el torneo del viejo continente, mientras que en el americano 42. Este dato es sólo un principio para mostrar cuán más pareja es la Libertadores que la Champions.

          El trofeo que otorga la UEFA es jugado por 53 países distintos mientras que el de la CONMEBOL 11. Ambos coinciden en la cantidad de países que tuvieron representante en los cuartos de final, diez; Perú no tuvo a ningún equipo en la Libertadores.

          Asimismo, hay que destacar que en Europa no hay un país que sobresalga del resto: España, Italia e Inglaterra, con cinco, son los paises con más equipos en cuartos. En América se destaca Brasil con trece, seguido por Argentina con siete.

           Además, como otra prueba más de esta marcada diferencia entre ambas copas es que en la Libertadores sólo Boca, River, San Pablo y Santos se destacan del resto por haber llegado más veces a cuartos de final. En el viejo continente aparecen los españoles Barcelona y Real Madrid; los ingleses Manchester United, Chelsea, Liverpool y Arsenal; los italianos Milan e Inter y el Bayern Munich de Alemania.

             Con los datos que figuran arriba no caben dudas de que la Libertadores es un torneo mucho más parejo que la Champions League. La primera casi que no tiene un posible ganador y más si se tiene en cuenta que River, Boca y San Pablo, los más grandes de América, no disputarán la edición 2011 y los argentinos tampoco lo hicieron en la de 2010. En Europa no hay dudas de que el campeón estará entre los nueve que figuran arriba a menos que haya una sopresa.

Anuncios