Doble cinco, cuatro mediocampistas con llegada, un enganche y tres de contención, dos por afuera, etc, etc, todos modelos distintos de cómo se puede armar un mediocampo superpoblado de futbolistas, la nueva modalidad del fútbol.

      Las tácticas fueron cambiando con el paso del tiempo, 2-3-5, 4-3-3, 4-4-2 y muchos inventos más, pero ahora no importa ya esquemas sino que haya volantes o jugadores plantados cerca del círculo central. El España campeón del mundo junta a Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Pedro, Busquets y se le suman los dos laterales Sergio Ramos y Capdevila. Mismo esquema del Barcelona y el utilizado por Sergio Batista. Esto es tanto para defender como para atacar, porque cuando hay que recuperar la pelota los delanteros se tiran para atrás.

       Esas marañas que se arman especialmente para defender llevan a la necesidad de saltar el medio, que la pelota vaya por arriba y que la aguanten los delanteros. Y ahí hay una paradoja: se junta gente en el círculo central para que no se juegue por ahí y sí en las zonas de 3/4 de cancha, ahora es muy común ver que los defensores pueden salir jugando cómodos hasta los 30 metros.

       Las virtudes de atacar con este sistema es que se pueden juntar tres o hasta cuatro futbolistas para triangular, es por eso que muchos prueban con el doble enganche como River y Vélez o las lineas de tres con cinco volantes como Boca.

Anuncios