La victoria de España por 1 a 0 sobre Alemania definió que la final del mundial de Sudáfrica sera entre los de la península ibérica y Holanda que había vencido ayer a Uruguay.

     Esta final será atípica porque después de 32 años habrá una final entre selecciones que nunca fueron campeones del mundo, la última fue la de Argentina ´78 entre el local y Holanda. Sin contar la primera copa, será la quinta vez que se de esto: en el ´34 entre Italia y Checoslavaquia, en el ´54 entre Alemania y Suiza, en el ´58 entre Brasil y Suecia, la del ´78 y la que se jugará el domingo.

        Además, es importante destacar que es la primera vez que una final de “no campeones” no sea uno de los locales: Uruguay en 1930, Italia en 1934, Alemania en 1954, Suecia en 1958 y Argentina en 1978.

        Lo nombrado anteriormente no será la única característica particular de esta final, sino que también será la primera vez que no estarán Italia, Argentina, Brasil o Alemania.  Además, hay dos europeos en una final fuera de ese continente que nunca antes había sucedido.

      Y no sólo eso, sino que no habrá sudamericanos en una final de una edición terminada con “cero”: Uruguay y Argentina en el ´30, Brasil y Uruguay en el ´50, Brasil en el ´70 y Argentina en el ´90.

        La final del domingo será rara, como todo el resto del mundial.

Anuncios