Sudáfrica no es un país que se caracterice por su estabilidad económica, ni por tener a la mayoría de la población por encima del índice del nível mínimo de buena vida. Sin embargo, la FIFA le concedió el honor de ser el organizador de un mundial, un motivo para la llegada del turismo y, en consecuencia, plata.

      Pero, para que esta ecuación se haga fue necesario una inversión, ayudada por una cantidad de enorme de sponsors. Sudáfrica, al no ser un país futbolero, no tenía la cantidad suficiente de estadios para albergar a todas las personas que querrán asistir a los partidos, por lo que tuvo que construir cuatro estadios a nuevo y uno prácticamente, más la remodelación de otros cinco.

         Hasta acá parece no haber problemas, el tema es que una vez finalizado el mundial, a esos estadios va a ver que darles un uso. Por ejemplo, el Port Elizabeth, de Bahía Nelson Mandela, fue construído especialmente para el evento y no hay equipos ni de rugby (deporte número uno en el país) ni de fútbol por la zona para que puedan hacer de local. El Green Point de Ciudad del Cabo puede correr con un poco más de suerte ya que en su ciudad se localizan el Ajax Cape Town y el Santos.

           El estadio Mbombela es nuevo y está ubicado en Nelspruit, no tiene muchos clubes deportivos a su alrededor que puedan llenar la mitad de sus casi 45 mil asientos. Y en la misma situación esta el Peter Mokaba de Polokwane.

           Por supuesto que no va haber problemas con los dos de Johannesburgo, Ellis Park y Soccer City, como así tampoco con el Loftus Versfeld de Pretoria, que podrán ser llenados por el público de los equipos importantes de fútbol y de rugby de la zona, como así también por los seleccionados nacionales. Los otros dos estadios en esta situación son el Durban, que está ubicado en la ciudad con mismo nombre, y el Free State de Bloemfoentein, en ambos hacen de local varios clubes, de distintos deportes, de la zona con muchos simpatizantes.  

          El estadio Royal Bafokeng estaría en el medio porque no es usado especialmente por algún equipo en especial de fútbol ni rugby, sino que es usado desde 1999 pero para ocasiones especiales y remotas.

          Hay diez estadios en Sudáfrica de muy buen nivel, habrá que ver cuánto uso se le da una vez que el país retome su curso normal a partir del 12 de julio, cuando la fiebre dle mundial haya terminado.

Anuncios