La noticia deportiva de la semana es la eliminación del Real Madrid en octavos de final ante el Lyon de Francia en el Santiago Bernabeú. La lista de los culpables sobran pero según el diario Sport el máximo responsable para los jugadores es Gonzalo Higuaín por su supuesta individualidad.  

         Gonzalo Higuaín emigró de River finalizado el 2006 cuando apenas tenía 19 años recién cumplidos. El comprador fue ni más ni menos que el equipo más poderoso del mundo, el Real Madrid por una cantidad de dinero que era coherente teniendo en cuenta la poca trayectoria del jugador.

         Le costó adaptarse a Higuaín pero comenzó a sumar minutos y a fuerza de ímpetu fue ganandose un lugar y cumplió el primer objetivo, que no fuera vendido ni cedido al finalizar la temporada.  Tuvo que competir en el puesto no sólo con fenómenos sino también con lo que cobraban y sus pases habían salido y el Real tenía que amortizar.

         Con sus 20 años le pasó algo increíble: darle un título al equipo más grande el mundo. El partido estaba 3 a 3 ante el Espanyol y ese resultado practicamente le daba el campeonato al Barcelona y a falta de minutos Higuaín recuperó la pelota, tocó y buscó la pared y al recibirla definió fuerte al primer palo. El mismísimo Iker Casillas corrió desde el arco para abrazarse. A la fecha siguiente el Madrid fue campeón.

         Un año después se repitió la vuelta olímpica y el gol que dio finalmente el campeonato fue contra el Osasuna hecho ni más ni menos que por Higuaín, quien en ese campeonato hizo 24 goles. Además, en lo que va de esta temporada ya hizo 18. Y hay que tener en cuenta su cuota goleadora en los clásicos, ya que marcó ante el Barcelona y el Atlético Madrid en dos ocasiones.

          Su sueldo no corresponde a lo que rinde y su rendimiento no corresponde a lo que pagaron por él, “tres pesos”. Higuaín fue una de las mejores inversiones del Real de los últimos tiempos. Su presidente, Florentino Pérez, trajo para esta temporada a Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Kaká, millones gastados para ganar la Champions League. Lo que cobra Higuaín no es un vuelto pero no se compara a lo que ganan las figuras del Madrid que rinden muy poco y ganan mucho.

               A veces hay que rebajarse, ser humildes y decir “gracias, fallaste esta vez pero nos salvaste varias veces”.

Anuncios