Hay una frase célebre patentada por Hector “Bambino” Veira “la base está” que puede ser perfecta para describir el momento que atraviesa la selección. Es que después de muchas decisiones e indecisiones, Diego Maradona parece haber encontrado el equipo y más que eso, una linea de juego ante Alemania.

         Muchos pueden pensar, y no está mal, que es fea, mezquina y poco agresiva. Todo lo dicho antes es verdad pero también hay que acordarse cuando hace cuatro meses la selección no sabía a lo que jugaba, era un rejunte de once jugadores, muy parecido a un casado contra solteros. Ahora hay un patrón futbolístico. Defensivo, sí, pero valioso al fin.

          Habrá que hacerle cambios durante el mundial, hay que tener en cuenta que los rivales de la zona del mundial dificilmente salgan a atacarle por lo que probablemente será necesario que en los laterales jueguen dos futbolistas con salida y llegada hasta el otra area, porque con Nicolás Otamendi y Gabriel Heinze eso se complica. Y capaz, también, desarmar la linea de cuatro en el medio y agregar un hombre más en el ataque. Pero son todas cosas que se irán viendo y limando cuando se acerque el debut ante Nigeria el 10 de junio.

           Por ahora con eso basta, no es para ponerse jubiloso ni muchos menos pensar que Argentina es seria candidata a ganar el mundial, aunque lo sea por el sólo hecho de ser Argentina, porque para eso falta bastante. Hay que ir de a poco, aunque este paso que dio la selección probablemente sea el más dificil y largo que tiene que dar todo equipo, que sepa a lo que juega, aunque sea a atacar o defenderse. Y como dice el “Bambino”, “la base está”, pero todavía no es una “mantequita”.

Anuncios