A pesar de que pasaron casi diez años del hecho es como si ayer hubiera habido otro acto violento. En el 2000 el ex jugador de Comunicaciones Adrián Barrionuevo fue agredido por hinchas de Excursionistas al finalizar un partido en el que enfrentaba a ambos equipos. El saldo que le dejaron fue una grave lesión en la rodilla que le impidió volver a las canchas en forma definitiva, ya que lo hizo pero tuvo que abandonar al poco tiempo.

         Esta vez el acto violento fue hecho por parte de la justicia y la AFA y la víctima nuevamente Barrionuevo debido a que fue indemnizado con apenas 39.000 pesos.

          Más allá de los números, que por cierto son muy bajos, no se comprende el poco apoyo de parte del ente que rige al fútbol argentino que nuevamente mostró no estar interesada plenamente en el bienestar de los jugadores. Asismismo, hay que aclarar que fue la cámara la que decidió no entregar más dinero pero hay que insistir en que la AFA no tomó las medidas suficientes en el caso.

         Además, no hace falta comentar que las personas que causaron las lesiones en la rodilla del ex jugador de Comunicaciones hoy se encuentran en libertad y probablemente siguen infringiendo la ley.

          Barrionuevo es una vieja y a la vez nueva víctima de la violencia en el fútbol porque fue atacados dos veces en 2000 y ahora en 2010. Lo que es penoso es que sea de parte de las instituciones que tienen que hacer lo suyo para que se acaben los actos de delicuencia y que finalmente este deporte este “limpio” de las personas que lo quieren arruinar, sin embargo en este caso la AFA y la justicia parecen no colaborar mucho. El resumen son las palabras de Barrionuevo: “Este es el país que tenemos. Me jodieron la vida y ahora con diez lucas cada uno quieren arreglarla, es una vergüenza. Yo no creo más en la justicia”, más claro, echale agua.

Anuncios