Roles de “Botineras” y su parecido con la realidad:

“Chiqui” Flores: Nicolás Cabré: estrella del fútbol que vive de joda, una especie de Christian Fabbiani sin casarse y con varios kilos menos y un parecido físico importante con José Vizcarra, el delantero de Gimnasia. Historia similar a la de Juan Román Riquelme que volvió de Europa a la misma edad, 29 años.

Gisele : Florencia Peña: una especie de diva tipo Moria Casán; relacionista pública entre modelos y de estas con jugadores de fútbolm dueña de una agencia de modelos. Aconsejan tratamientos raros y mantiene un escuela para “entrenarlas”.

“Tato” Marini: Damian de Santo: un representante ambicioso que se aprovecha de sus clientes y les roba plata, cualquier parecido con alguno de la realidad pura coincidencia. GUILLOT(E)ina para uno.

“Marga” Molinari: Isabel Macedo: novia y futura esposa de “Chiqui” Flores; una mezcla de Mariana Nannis, Wanda Nara y Evangelina Salazar, nada más que sin hijos.      

“Anguila” Muñíz: Tomás Fonzi: compañero y amigo de Flores, gran jugador y estrella del fútbol local; otro fiestero habitué de boliches como Esperanto y Sunset. Parecido con varios jugadores. Capaz pensaron en Fernando Gago cuando jugaba en Argentina o en Mario Bolatti, figura del torneo local.

Vanina: Jenny Williams: bombonazo, la más linda. La botinera chica más importante de todas, brava y bien rápida. Parecido a Amalia Granata, Luli Fernández y varias otras.

Walter: Rodrigo Girao Díaz: un jugador humilde, tímido y que no le gusta mucho la joda. Una especie de futbolista que no habla con la prensa y que lo toman por tarado. Un chico de barrio que tiene su novia desde la adolescencia.   Capaz Radamel Falcao, aunque imposible de afirmar si no le gustan los boliches.

Anuncios