Esta selección tan criticada en los últimos días es la selección armada por la gente.

        Se empezaría por el técnico. Maradona era el candidato del “pueblo”, el que todos querían ver al frente y que demuestre como entrenador lo que hizo como técnico. Un día después de que renunció Basile aparecieron en la calle afiches para que asumiera él.

        Muchos lloraron de emoción y colmaron el Monumental cuando la selección le ganó a Venezuela 4 a 0 y Maradona hacía su debut con el buzo de Argentina. Hoy esos mismas se quejan piden a gritos un cambio que ellos mismos pedían.

          Los jugadores los eligió la gente. “Abbondanzieri no puede atajar más” repetían, por ende el “pato” afuera. “No más Roberto Ayala”, hoy se lo extraña ante en una defensa que no se entiende lo que hace, probablemente sea Gabriel Heinze o Sebastián Dominguez las próximas victimas de la elección del pueblo.

            Personas y periodistas, que enardecidos, eran capaces de tomar la Casa Rosada porque José Pekerman no puso Lionel Messi contra Alemania en el mundial 2006. Ahora son los mismos que hacen fila para pedir que no juegue más o criticar con la frase “en Barcelona la rompe y acá no”.

             Sergio Agüero es otro caso parecido: un jugador que se cansa de hacer goles en el Atlético Madrid pero cuando juega para Argentina no demuestra mucho y pasa intrascendte en el partido. Otra víctima de las críticas y hasta llegan a decir que sólo juega porque es el yerno de Maradona.

              Carlos Tévez es el mejor ejemplo para demostrar lo irónico que es esta selección. El jugador del Manchester City es uno de los más inflados por la prensa hasta recalcaron que en su debut con el nuevo club se abrazó con el que hizo el gol. Practicamente fueron los periodistas lo que incentivaron a Pekerman a ponerlo contra Alemania y hacer que la gente lo ame hasta tildarlo como “el jugador del pueblo”. Ahora sacan número para insultarlo, para hacerle recordar la entrega que acostumbra a mostrar en los partidos y ultimamente en la selección le está faltando.

            Juan Román Riquelme fue criticado por casi todo el país, hoy la mitad de esos están pidiendo que vuelva. Que él y Maradona dejen el orgullo de lado, que lo perdonan por todos los insultos que le dijeron.

            Esto es lo que hay y lo que puso la gente. Pedían a Palermo, Verón, Lisandro Lopez, Battaglia, entre otros y están todos esos y más también. No faltan jugadores que no estén siendo convocados. Gonzalo Higuaín, Andrés D´alessandro son probablemente dos jugadores que merecen una oportunidad o habrá que esperar que el “pueblo” los empiece a pedir.

            No va a faltar quien le ruege a Maradona que se vuelve a poner los shorcitos y algún que otro que le pida a Gabriel Batistuta que vuelva al fútbol y se deje para otro momento el polo. Gente, pidan que la selección la arma el pueblo, después a no quejarse.

Anuncios