Latest Entries »

Mi bici de los 24 años

Es raro describir el dolor de una derrota. Más raro cuando es el fin de un sueño. Pero es aún más raro cuando el sueño que no fue, fue cumplir el sueño.

Cuando me llegó el mail de la FIFA con la confirmación de que había salido sorteado para poder comprar entradas para la final del mundial, sólo si llegaba Argentina me parecía una joda. Me considero un tipo con suerte, pero no por esa suerte que tiene el tipo que gana a la generala o la pega en la lotería o pide helado con brownie y adentro le viene la torta entera. No soy de los que ganan rifas o sorteos. Una vez gané una bici cuando tenía 7 años y ni estaba yo para recibirla, estaba mi viejo y no le creía cuando me contó que la había ganado.

¿Cómo yo iba a salir sorteado para poder ir a la final del mundo?

Lo primero se dio. El otro problema era que la palabra condicionales era clave. Internamente sabía, estaba seguro que estábamos cerca. Un poco en joda y un poco en verdad, pienso que los jugadores falopa en algún momento te dan un mundial.

Siempre le tuve fe a esta selección (menos a Romero, nobleza obliga, me calló la boca), pero quizá el miedo eterno a que nunca gané una rifa o un sorteo me llevaba a no ilusionarme.

“Nos vemos en Rio” nos despedimos con mi primo, autor intelectual de que pueda conseguir esas dos entradas para la final y a quien le estaré eternamente agradecido por haberme pasado simplemente un link, “nos vemos en Rio” me sonaba lejano, casi irónico.

El Messi de los primeros partidos, el palo vs Suiza, el pie de Mascherano contra Robben, las manos de Romero y el penal de Maxi Rodríguez fueron el bolillero que sacó mi número, el ganador. ¿Cómo reacciona una persona que gana una rifa o un sorteo? Lo más probable es que no sea como yo que tuvo que ir corriendo a sacar pasajes de avión y a buscar un hotel.

Faltaba una sola cosa para que se de el premio completo. Lo que no se dio. Elijo describir el momento, mis sensaciones ahora en que se mezcla la tristeza y la alegría porque es cuando uno no sabe cómo carajo reaccionar. Dentro de unos años tendrá un valor enorme dónde estuve y lo que viví, que ahora no puede ser tomado como 100% alegre. Por ahora mantengo la mezcla y esas lágrimas que no saben para dónde apuntan.

Con mi viejo y mi primo compartí este premio que gané con el Messi de los primeros partidos, el palo vs Suiza, el pie de Mascherano contra Robben, las manos de Romero y el penal de Maxi Rodríguez. No pudo ser el gordo de navidad, pero fue un gran premio, no creo que sea el primero ni el último que voy a ganar. Voy y vamos a estar en otra final, no me voy a quedar sólo con esta, ni a palos. Pero será una gran historia para que le cuente a mis hijos y quizás se la cuenten a los de ellos.

Estuve en una Final de la Copa del Mundo. Es tan grande eso que me cuesta caer. Soy un tipo con suerte.

Anuncios

Ataque ochentoso

La década del ochenta es conocida por los años de los equipos chicos, el Estudiantes de Bilardo, el Ferro de Griguol, Argentinos Juniors, Central y Newell´s que salió campeón en 1990.

Estos equipos se hicieron notar en estos años, Argentinos era conocido sólo por Maradona; Estudiantes había tenido su época dorada a fines de los ´60; Central y Newell´s siempre grandes en su ciudad y el humilde Ferro de Caballito que era conocido como club de barrio.

Fueron los años de Racing y San Lorenzo en la B, de Boca jugando con números hechos con marcadores y de un River de dos caras, anteúltimo en 1983 y campeón del mundo tres años después. Independiente se destacaba pero luego de 1985 entró en decadencia.

Los últimos tres párrafos hablan del 80, no de la actualidad, porque ahora hay que hablar de Vélez, de Argentinos, de Estudiantes, de Lanús, de Godoy Cruz y de Banfield.

Hay que hablar de un River en la B y de un Independiente, Racing, Boca y San Lorenzo complicados con los promedios y una crisis futbolística preocupante. Independiente fue campeón de la Sudamericana y último en el torneo, no parece ser la excepción de los grandes.

A esto se suma que Central, Huracán y Gimnasia de La Plata, tres equipos que mueven mucha gente también se los podrá ver este año por la pantalla de TYC Sports.

Se fueron las épocas de Bochini, Paz, Francescoli, Rojitas, Veira, Alonso, Brindisi, Silas, Bertoni y Colombatti, ahora son los años de jugadores toscos y no conocidos, humildes, provenientes de equipos extranjeros que a duras penas se conocen. Años de jugadores experimentados, del cuidar más el arco propio que pensar en el otro.

Vuelve la moda, los peinados, las bandas, las marcas y las comidas de los 80, ahora también volvieron a estar los chicos al poder.

“Barcelona ahora es la milonga de acá”

No eran muchos los catalanes o algunos que otros argentinos curiosos que se juntaron en Chacabuco al 800 a alentar al Barcelona frente a su eterno rival Real Madrid por la semifinal de ida de la Champions League.

De hecho no eran más de 30 los que están sentados en las butacas del salón de usos múltiples de la Casa de Catalunya en Argentina, donde funciona una peña del equipo Culé.  Se vivía una tensión previa de clásico, todos sentados expectantes al comienzo del encuentro y una vez que el alemán dio la orden, los españoles allí sentados llevaron sus cabezas al Santiago Bernabeú.

Aplausos constantes ante cada llegada, pase y pelota recuperada. Había que verles la cara cada vez que un jugador de su equipo cometía el crimen de equivocarse en un pase o la perdía tratando de eludir a un jugador del obstinado equipo de Mourinho que no movía a los diez jugadores que defendían. Esto es tan así que los mismas hinchas del Barcelona ni se inmutaban cuando su arquero o la defensa arriesgaba la pelota cuando quería salir jugando, a diferencia de los argentinos que estaban ahí que sufrían.

Pasaban los minutos y el partido no tomaba ritmo, alguna que otra de David Villa hacía que los hinchas se pararan de sus butacas y aplaudan por un tiempo más largo de lo inusual; es más aplaudían todo, hasta cuando los del Madrid erraban los goles.  El cambio rotundo se vivió cuando fueron expulsados el defensor portugués del Real Pepe y su técnico, y cada vez que la cámara lo enfocaba los más lindo que se escuchaba era “burro”.

No es necesario contar cómo se festejaron los dos goles de Lionel Messi y el “Messi, Messi” que se vitoreó luego de que el argentino eludiera a cuatro rivales y defina junto a un palo para poner el 2 a 0 definitivo y casi cerrar la serie y obligar a que el Madrid haga un milagro el martes que viene en la revancha que tendrá al Barcelona como local.

Pero los toques del final llevaron a un nuevo canto, al que lleva a la reflexión, “Barcelona ahora es la milonga de acá”. Esos siempre sufridos hinchas del blaugrana que pasaron muchos años a la sombra del Real ahora se dan el lujo de echarles en cara que su época ya pasó, que se invirtieron los roles: ahora es el Barça el que se luce y el que apuesta a ganar, ahora es el Barça el mejor equipo del mundo y de toda la historia.

El sueño de San Lorenzo

Miles de hinchas de San Lorenzo se juntaron en la Legislatura porteña para reclamar los terrenos de Avenida La Plata 1768 que les fueron sacados allá por 1983 y en lugar de su cancha pusieron un supermercado.

Pasaron casi 28 años desde ese hecho y es hasta el día de hoy que los hinchas del azulgrana sueñan con recueprar esa porción de tierra que les recuerda a “Los Gauchos de Boedo”, “Los Carasucias” y “Los matadores”. No les alcanza con la cancha ubicada en el Bajo Flores inaugurada apenas hace 16 años, ellos quieren el barrio, Boedo.

La cancha nueva no sólo es el pedido de los hinchas, sino también de la dirigencia, una dirigencia que llegó hace meses liderada por el presidente Carlos Abdo que declara una y otra vez que San Lorenzo está en quiebra. Así y todo, el empecinamiento es claro, mudarse.

La pasión deja lugar al razonamiento, un club que no tiene plata, que deberá instalar una cancha a cero y derribar las instalaciones del supermercado. Habrá que ver si el empresario y conductor de televisión Marcelo Tinelli, ligado a la presidencia de Rafael Savino (opositor de Abdo), desea hacer algún tipo de colaboración, o sino costear la construcción del “Viejo Gasómetro” con patrimonios del club.

Hace poco, Independiente demolió la “Doble Visera” para inaugurar a nuevo el Libertadores de América que fue hecho en base a la venta de jugadores al exterior, especialmente la de Sergio Agüero. En San Lorenzo no parece haber futbolistas con capacidad de brindarle una suma importante de dinero al club como para construir un estadio.  Además, hay que tener en cuenta de los gastos que tiene el club: un plantel de 36 jugadores que tienen un muy buen sueldo y que tan sólo catorce son de chicos de inferiores. Y no hay que olvidar que en el banco está sentado Ramón Díaz, uno de los técnicos más caros del fútbol argentino.

El pedido, el ruego, el sueño de San Lorenzo es claro, volver a la vieja cancha de Boedo, pero este presente no parece indicar que sea posible. No sólo es difícil la aprobación por parte de los legisladores, sino que el presupuesto no parece estar ayudar a la cuestión.

        La Copa Libertadores volvió a jugarse como cada año y, como en cada edición, abundan las sopresas. Desde fines de los 90´la copa más importante del continente americano viene sufriendo modificaciones tanto de la cantidad de equipos que participan como así también de la manera en que estos clasifican.

         Por eso, no es raro la imprevisibilidad que tiene esta copa más allá de que se presuman los equipos que pueden llegar a instancias finales. A diferencia de América, en Europa no sucede lo mismo, la Champions League, el trofeo de clubes más importante, se puede adivinar quienes serán los que estarán en cuartos de final. View full article »

Lamento chileno

(Desde Chile)     Un hombre chileno se acerca y le pregunta a una familia: “¿Son argentinos no? ¿Vinieron para llevarselo? La familia se quedó callada, sin entender lo que quería decir. ¿Un loco suelto en Chile, un borracho full-time?, muchas podrían ser las respuestas, pero les bastó con girar un poco la cabeza y ver la portada de cuatro  diarios para entender la broma, una broma que tenía mucho de angustia en el fondo.

                En los próximos minutos esta familia se queda pensando en esto, cuán importante habrá sido esa persona para tener una foto entera en una tapa de diario de interés general y estar en boca de todos. Ese hombre, diría Rodolfo Walsh con otras palabras, supo ser amado en una tierra que el argentino no sienta del todo bien. Supo ser un Robin Hood moderno que se opuso al poder y no aceptó ser un entrenador de acatar ordenes.

                 Lo lloran de norte a sur, le sacaron fotos ya subido al avión, sentado en la butaca partiendo a Rosario, la ciudad que parió al fenómeno Bielsa; no lo quieren dejar ir, le suplican, le dan un último adios y esperan a que sea una de esas películas de Hollywood en que la pareja se reconcilia en el aeropuerto y se queda. Pero este “heroe” para algunos y “villano” para otros no le gusta esa melaza romántica, el prefiere la accion de Bruce Willis y Harrison Ford.

    Sus colaboradores chilenos lo despidieron como al jefe de un ejército, un líder positivo que lo obligaron a abandonar las tropas. Bielsa los despidió a todos, uno por uno, una veintena de personas que le agradecieron por todo y hasta uno se animó a decir “se fue alguien que era como un padre para mí”.

        Bielsa ya es sólo un gran recuerdo en Chile, fue una luz de esperanza a un país que no ganaba en un mundial desde 1962 ni clasificaba a uno desde 1998 y le ganó por primera vez a Argentina. Desde el otro lado de la Cordillera se lo llora y cada una de las personas pide explicaciones y justicia por haberles rotos sueños futbolísticos de hincha.

La década del comienzo de la perfección

    Este 31 de diciembre no sólo se terminará este 2010 lleno de alegrías, tristezas y sorpresas deportivas, sino que también finaliza una década, la primera del milenio que tuvo entre otras cosas tres juegos olímpicos, mundiales, deportistas históricos, etc.

     El fútbol fue cambiante, no tuvo un dominador neto hasta 2006 cuadno apareció el Barcelona que para muchos es el mejor equipo de la historia. En cuanto a selecciones se puede hablar de Brasil y España que dominaron gran parte de esta década, la primera hasta 2005 y la segunda a partir de 2008. Argentina dejó mucho que hablar ya que no obtuvo ningún título en mayores, se conformó con tres mundiales sub 20.

      Mundialmente aparecieron futbolistas destacados y se afianzaron muchos. Principalmente se puede hablar de cuatro fenómenos: Ronaldinho hasta 2006 y luego Andrés Iniesta, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

      En Argentina hay que hablar de Boca, campeón de cuatro Libertadores y dos Intercontinentales y cinco torneos nacionales. River esta década se tuvo que conformar con cinco títulos nacionales y ninguno internacional. Sin embargo, tanto River como Boca tuvieron bajones futbolísticos a partir de 2008. Los equipos chicos se hicieron “dueños” del campeonato a partir de 2005, Vélez (2), Argentinos Juniors (1) Lanús (1), Banfield(1) y Estudiantes (2) fueron primeros. Además, este último ganó la Libertadores en 2009.

      En cuanto a figuras hay que hablar de Román Riquelme, Martín Palermo, Javier Saviola y Andrés D´Alessandro, esta década se destacó por las ventas rápidas de los jugadores hacia el exterior y con poco tiempo para haberlos disfrutado en Argentina.  View full article »

El arbol que tapa el bosque

         Independiente salió campeón de la Sudamericana y la fiesta, la “mística copera” volvió a una mitad de Avellaneda, por todo esto empañó a una realidad, un equipo que puede terminar último o entre los últimos tres, dependerá del resultado del partido que debe ante Tigre.

         El equipo dirigido actualmente por Antonio Mohamed ganó tan sólo dos partidos en el Apertura 2010, empató y también perdió ocho veces. Estos números son la cruda realidad de este equipo que salió campeón a un precio alto y que la temporada que viene, de no hacer un buen torneo en el Clausura 2011, estará comprometido con el descenso.

        Esta crisis no sólo es de primera, la reserva también está última aunque debe cuatro partidos, pero nadie puede negar las siete derrotas de esta categoría. Además, Independiente no tuvo a ningun equipo campeón en inferiores.

       Mohamed le dio un poco de vida a un conjunto que se quedó sin técnico en la fecha 8. Hay que ver si Mohamed resucitó al equipo o sólo le estiró la vida. La Sudamericana es una copa que parece mucho pero capaz muy poco si se ve todo lo que hay atrás, Independiente tiene muchos incovenientes que no se solucionaron ganando una copa, la victoria ante el Goiás brasilero solo resolvió un problema.

Técnicos improvisados o no

      Los técnicos son esas personas héroes o víctimas de un día para el otro, que pueden ser amados u odiados por la dirigencia.

      Su puesto es fundamental en la estructura de todo equipo y es por eso que su elección no es fácil. En estos días de tantos cambios, es difícil ver una apuesta fuerte, por eso es común ver que se va a lo fácil, a lo que puede dar resultados.

       En Argentina, en el mundo estas cosas pasan contantemente. Por ejemplo, San Lorenzo decidió no contratar al novato Sebastián Méndez y prefirió a Ramón Díaz. Boca, por ahora se inclina a contratar a Julio Falcioni y no apostar a un entrenador jóven o a un ex jugador retirado hace poco. Fuera de Argentina tenemos al Real Madrid que va por el seguro y multicampeón José Mourinho pero todavía no están los resultados a la vista. En Italia, el Inter mantiene su idea de contratar técnicos extranjeros y consagrados, actualmente está el español Rafael Benítez.

      Asimismo, existen casos de equipos que apuestan fuerte y les sale bien como por ejemplo Godoy Cruz con Omar Asad, el Barcelona con Josep Guardiola (la mejor apuesta del club catalán de su historia), Lanús con Luis Zubeldía. O Sergio Batista que dirige la selección argentina y, aunque todavía no se puede sacar conclusiones, los resultados son postivos. 

       También puede salir mal, por ejemplo cuando la AFA apostó por Diego Maradona y no fue bien o esa seguridad que tenían el Real Madrid y el Inter de traer técnicos ganadores ahora tambalea: el equipo español perdió 5 a 0 el clásico y tiene un futuro incierto; el equipo italiano viene de ganar la Champions League, justamente con Mourinho, y su entrenador tampoco atraviesa la mejor situación y esta semana se habló de un posible cambio.

       Ningún técnico en el mundo puede asegurar resultados, entonces por qué no arriesgar, apostar a lo nuevo, a lo fresco. Las cámadas que están saliendo son cada vez mejores y los resultados están a la vista.

Chile canta y protesta

      Luego de la elección de Luis Segovia como presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile comenzaron las protestas en el pueblo transandino, es que Marcelo Bielsa decidió que si no era reelegido Harold Mayne-Nicholls él no continuaba como entrenador de la selección.

     Bielsa marcó un antes y un después en la “Roja”: por un lado porque volvió a clasificar a un mundial después de ocho años. Consiguió hacer la mejor eliminatoria de la historia. En el mundial no sólo logró pasar de ronda, sino que consiguió un triunfo, el último había sido en Chile 1962. Además, la dejó número 16 en el ranking FIFA. Y no sólo de resultados se trata esto, porque dejó un proyecto a largo plazo por la variedad de jugadores que están en condiciones de vestir la camiseta de la selección.

      Pero este ciclo no va a poder continuar por la decisión de algunos dirigentes que prefirieron el interés personal antes que los de la gente. Por eso, el pueblo chileno protestó y uno de los métodos fue con canciones de Bob Esponja y Barney, entre otras.